Esta iniciativa, dirigida al alumnado de Educación Secundaria pretende fomentar las competencias financieras, concienciar a los alumnos sobre la importancia del ahorro y la previsión de futuro y proporcionarles  herramientas necesarias para convertirse en ciudadanos autónomos. 

A lo largo del taller los alumnos deben superar cinco pruebas con dinámicas de grupo, en las que cada uno representará a una familia, al tiempo que cada integrante será un personaje de esa familia para hacer frente a los desafíos de cada prueba, que serán reforzados con el contenido dispuesto en las tabletas y un software de realidad aumentada